También hay Leyes de Murphy para la astronomía. Aquí van algunas que seguramente te serán familiares:

•La cantidad de nubes es directamente proporcional al deseo del astrónomo de observar.
•Bajo cielos parcialmente nublados, las nubes cubrirán exactamente esos objetos que tenga más ganas de observar, dejando otras áreas totalmente libres de nubes.
•En invierno, la temperatura es siempre al menos 10 grados menor que aquella para la que te habías vestido.
•Los oculares sufren una atracción magnética irresistible hacia el cemento, a diferencia de los tornillos y tuercas pequeñas que sufren una atracción magnética irresistible hacia la hierba alta.

/