Se estima que toda la materia ordinaria, la que forma galaxias, estrellas y planetas, apenas forma un 4% de la masa total del Universo. Otro 23% de esa masa está formado por materia oscura, una misteriosa clase de materia que no brilla y que, por lo tanto, no podemos ver. Y el 73% restante está constituido por algo que, a falta de una definición mejor, los científicos han llamado «energía oscura». Una extraña fuerza que, de alguna manera, sería la responsable de la actual aceleración del Universo.

/