El Sol ha demostrado que está cerca de su peak de actividad, el que alcanzará a fines de este año, al producir hoy una llamarada solar potentísima, la más fuerte en lo que va de este año. El Observatorio de Dinámica Solar (SDO), de la NASA, que es una sonda lanzada hace dos años para estudiar el comportamiento del Sol registró una erupción de clase X17. Las llamaradas solares pueden ser de clase A, B, C, M y X (de menor a mayor intensidad), y van seguidas por un número que va del 1 al 9, así que esta llamarada X17 inspira respeto. Además, durante una hora provocó un apagón de radio de alta frecuencia, de acuerdo al Centro de Predicción del Clima Espacial supervisado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU.

La llamarada estuvo acompañada por una brillante eyección de masa coronal (CME), que es una nube ardiente de partículas y radiación lanzada al espacio, que puede afectar las operaciones de los satélites y de las redes eléctricas. Afortunadamente, la Tierra no se encuentran en su camino, así como ningún otro planeta. La mancha solar muy activa que provocó esta explosión está en el lado más alejado del Sol, pero dentro de unos pocos días se volverá hacia nuestro planeta, por lo que esperamos que para entonces se haya calmado. Sin embargo, la eyección podría golpear el próximo 15 de mayo a dos naves de la NASA, Epoxi y Spitzer.

El Sol tiene ciclos de actividad que duran once años. El periodo actual, que es el ciclo 24, empezó en 2008 y durará hasta el 2019, 2020 y según los científicos alcanzará su máximo a fines de este año. Hasta el momento, las llamaradas no habían pasado de la clase M y la más potente había sido una M6.5, por lo que esta nueva llamarada X17 la dejó bastante lejos.

Fuente: ABC.es

/