Ese color amarillo claro con el que vemos al Sol se debe a que la atmósfera retiene el color azul, dejando pasar el resto. Por lo tanto, el color del Sol es el resultado de la combinación de todos los colores, menos el azul.

/