Esta instantánea muestra una atractiva puesta de Sol captada el 18 de enero.
Aparentemente fragmentado en muchas capas horizontales, el Sol brillaba momentos antes de que tocara el horizonte sobre el Océano Pacífico, como se ve desde la cima de la montaña del Observatorio Las Campanas de Chile. Los tonos rosados de la luz solar filtrada fueron creados por la larga línea de visión a través de la atmósfera brumosa. Las capas, sin embargo, corresponden a capas atmosféricas bajas con una brusca diferencia de temperatura y densidad que también se produce a lo largo de la línea de visión. Durante el prolongado recorrido a través de cada capa, los rayos de la luz solar se refractan considerablemente y crean diferentes imágenes o espejismos de las secciones del Sol poniente.

Crédito de la imagen: Yuri Beletsky (Carnegie Las Campanas Observatory, TWAN)

/