La Supernova más brillante registrada apareció como una nueva estrella que fue captada entre el 30 de abril y el 1 de mayo de 1.006 en la Constelación de Lupus, en el hemisferio sur. ¡Era tan brillante que se veía perfectamente de día y de noche producía sombras! Los astrónomos chinos y árabes dejaron buenos registros sobre este hecho aunque, obviamente, no sabían de qué se trataba este fenómeno.

/