Si hay alguien apasionado en capturar el exótico mundo microscópico de la flora, es el fotógrafo y profesor británico Rob Kesseler. En uno de sus proyectos, titulado «Morphogenesis», utilizó una variedad de técnicas de microscopía, reveló complejos patrones y estructuras de flora salvaje de Portugal, incluyendo varias orquídeas muy inusuales.

Secciones micro-finas de los tallos de las flores se tiñeron para exponer sus características funcionales. Trabajando con una ampliación mayor a la que se usa normalmente para secciones completas, estas imágenes se construyeron a partir de hasta 500 cuadros individuales.

 

/