No irá a bordo de la USS Enterprise sino en una nave espacial más modesta, la New Shepard, pero el capitán Kirk volará finalmente al espacio en la vida real a sus 90 años. Nos referimos naturalmente al actor que encarnó al protagonista de Star Trek. El canadiense William Shatner, que dio vida a James Tiberius Kirk en la serie original y en las primeras películas de la mítica saga espacial, será de uno de los tripulantes de la próxima misión de Blue Origin, la compañía aeroespacial del multimillonario Jeff Bezos, fundador de Amazon. El despegue está previsto para el próximo 12 de octubre desde el puerto espacial de Texas.

El actor se convertirá asimismo en la persona de más edad que vuela al espacio. El resto de los tripulantes de la misión NS-18 son la ingeniera y abogada Audrey Powers, que trabajó como controladora de vuelo de la NASA y ahora es vicepresidenta de Operaciones de Vuelo de Blue Origin; Chris Boshuizen, ex ingeniero de la NASA y cofundador de Planet Labs, y Glen de Vries, cofundador de la empresa Medidadat, una plataforma de investigación médica. Habrá otros dos viajeros que serán anunciados en los próximos días.

«He oído muchas cosas sobre el espacio durante mucho tiempo. Ahora voy a tener la oportunidad de verlo con mis propios ojos, es un milagro», ha declarado el actor William Shatner en un comunicado de Blue Origin.

El canadiense William Shatner en una rueda de prensa de 2018
El canadiense William Shatner en una rueda de prensa de 2018AP

El actor alcanzó la fama mundial en los años 60 con la serie Star Trek, aunque a lo largo de sus 60 años de carrera ha sido también productor, escritor y director. Lejos de pensar en la jubilación, sigue activo, pues actualmente produce y presenta una serie, The UnXplained, en el canal The History Channel. El broche a su carrera será este viaje espacial, una experiencia al alcance muy pocas personas con la que cumplirá su deseo de viajar al espacio.

El mismo vuelo que Bezos

La secuencia del vuelo que seguirán estos seis turistas espaciales es conocida pues Jeff Bezos hizo un vuelo similar el pasado 20 de julio. Despegarán a bordo de un cohete desde el oeste de Texas, cuando superen los 100 km de altitud podrán disfrutar de unos minutos de ingravidez y el regreso a la Tierra será a bordo de la cápsula espacial, que frenará su velocidad gracias a los paracaídas, y que está totalmente automatizada, es decir, no hacen falta pilotos. En total, la experiencia dura unos 10 minutos.

En el vuelo del 20 de julio acompañaron a Bezos su hermano Mark, la piloto Wally Funk, que fue invitada por el multimillonario, y el estudiante Oliver Daemen, que oficialmente ha sido el primer cliente de Blue Origin.

Con 82 años, Wally Funk, que fue una de las pilotos que intentaron ser astronautas en los años 60 en el marco del programa Mercury 13, pero les impidieron serlo por ser mujer, ha sido desde el 20 de julio la persona de más edad en viajar al espacio. Si se completa el vuelo del 12 de octubre, ese honor lo tendrá William Shatner, ocho año mayor que la vetarana piloto.

Los competidores de Blue Origin también han empezado o están ultimando sus viajes de turismo espacial. El más espectacular y para muchos, el verdadero viaje espacial hasta ahora ha sido el de SpaceX. La compañía de Elon Musk ha llevado por primera vez a cuatro civiles alrededor de la Luna en una misión que duró tres días.

Tras un parón de un mes, la Administración Federal de Aviación (FAA) de EEUU ha autorizado a Virgin Galactic, la compañía de turismo espacial de Richard Branson, a continuar con las pruebas de sus vuelos suborbitales tras investigar una anomalía detectada durante el vuelo del 11 de julio en el que participó el propio Branson.

El organismo de la aviación estadounidense también tiene en el punto de mira a Blue Origin tras la denuncia realizada hace unos días por 21 empleados y ex empleados de la empresa en la que mostraban su preocupación por la presunta relajación de la seguridad durante los vuelos. Según esa denuncia, la compañía de Bezos habría ignorado las recomendaciones de seguridad para avanzar más rápidamente en la carrera espacial, algo que Blue Origin ha negado. La FAA está investigándolo.

Fuente: elmundo.es

/