M6, CÚMULO DE LA MARIPOSA: dentro del catálogo Messier tenemos una cantidad descomunal de cúmulos estelares. En 1764, fue documentado por el propio Charles Messier, que anotó lo siguiente al respecto: “En la misma noche del 23 al 24 de mayo de 1764, he determinado la posición de un cúmulo de pequeñas estrellas entre el arco de Sagitario y la cola de Escorpio: a simple vista (es decir, a ojo), este cúmulo parece formar una nebulosa sin estrellas, pero incluso el instrumento más pequeño que uno pueda utilizar para examinarlo le hará ver que es un cúmulo de pequeñas estrellas (…)»
 
Pero, de dónde proviene el nombre por el que lo conocemos? De Robert Burnham, un astrónomo americano que en la década de los 60 publicó un libro de astronomía amateur, y en el que describía este cúmulo de la siguiente manera: «El presente autor considera este uno de los cúmulos más atractivos en el firmamento para los instrumentos pequeños, un grupo completamente cautivador cuya disposición sugiere la forma de una mariposa con las alas abiertas.»
 
En este cúmulo hay alrededor de 80 estrellas, que ocupan un área de entre 12 y 25 años luz, y que son muy, muy jóvenes (en términos astronómicos, claro). Se formaron hace entre 51 y 95 millones de años (es decir, hacia el final de la era de los dinosaurios, o poco después de su extinción). La mayor parte de las estrellas de este cúmulo son estrellas azules, excepto la más brillante, que es una gigante naranja, a la que conocemos como BM Scorpii. Destaca mucho respecto a sus vecinas, y además es una estrella variable, con un brillo que varía desde la magnitud 5,5 a la 7. El brillo aparente del cúmulo en sí, sin embargo, es algo más elevado, quedándose en un 4,2 (cuanto más cercano sea el número a cero, o más negativo sea, más brillante es el objeto del que hablamos). Todas las estrellas en este cúmulo se formaron en la misma nube molecular y todavía están atadas gravitacionalmente entre sí. Se encuentra a una distancia de nosotros de unos unos 1.600 años luz.
CÓMO OBSERVARLO: observar este cúmulo no es demasiado complicado, pero es fácil confundirse con Messier 7, que está relativamente cerca y es más brillante. Para encontrarlo, basta con buscar las constelaciones de Escorpio y Sagitario, y buscar el aguijón de la cola de Escoprio (que es una brillante estrella a la que llamamos Lambda). En un cielo suficientemente oscuro, hacia el noroeste, podrás ver un pequeño parche brillante. Con binoculares astronómicos, las estrellas del cúmulo tendrán un brillo parecido y podrás ver fácilmente la forma de la mariposa. En un telescopio, sin embargo, aparecerán muchas más estrellas, y será más complicado reconocer la forma (la ventaja es que podrás ver mejor el color de las mismas).
M6, Cúmulo de la mariposa

M7, CÚMULO DE PTOLOMEO: popularmente es conocido como el Cúmulo de Ptolomeo, porque él fue el primero en identificarlo. En el año 130 de nuestra era, Ptolomeo catalogó este cúmulo abierto en su obra Almagest. Lo describió como «un cúmulo nebuloso tras el aguijón de Escorpio». Es el primer objeto del catálogo Messier que ya había sido descubierto en la antigüedad. Más adelante, Edmund Halley también lo incluyó en su propio catálogo (en 1678), así como otros sospechosos habituales en el descubrimiento de cuerpos celestes (tales como Hodierna y Lacaille).Charles Messier lo descubrió por su propia cuenta en 1764: «He determinado en la misma noche (del 23 al 24 de mayo de aquel año) la posición de otro cúmulo de estrellas que es más considerable y más grande (el otro cúmulo que no menciona aquí, es Messier 6) (…). Este cúmulo también es visible a simple vista como una nebulosa: pero al examinarla con un refractor, la nebulosidad desaparece y uno percibe, en su lugar, un cúmulo de pequeñas estrellas, entre las que una destaca con más brillo sobre las demás (…)».

En este cúmulo abierto (lo llamamos abierto porque las estrellas que lo componen se han formado recientemente, y sus estrellas están más repartidas que en un cúmulo globular) se encuentran unas 80 estrellas de diferentes magnitudes, a una distancia de entre 800 y 1.000 años-luz de la Tierra. Ocupan un área de unos 18-25 años luz y nacieron al mismo tiempo hace unos 220 millones de años (es decir, unos 10 millones de años después de que apareciesen los dinosaurios en nuestro planeta), pero a pesar de haberse formado a la vez, estas estrellas han evolucionado de maneras muy diferentes. Se acercan hacia nosotros a una velocidad de 14 kilómetros por segundo, y la estrella más brillante es una gigante amarilla.

CÓMO OBSERVARLO: Una de las formas más sencillas de ver el cúmulo de Ptolomeo es buscar las constelaciones de Escorpio y Sagitario. La estrella brillante que representa el aguijón de Escorpio es Lambda. Si miras hacia el este, aparecerá un pequeño parche brillante en el cielo, asegúrate de que no lo confundes con M6, que es más tenue. En unos binoculares astronómicos, las estrellas del cúmulo aparecerán con diferentes brillos pero sin mostrar ninguna forma en particular. Si estás en una zona con cielos suficientemente oscuros (en pequeñas poblaciones, por ejemplo) podrás verlo incluso a simple vista.

M7, cúmulo de Ptolomeo

Referencias: astrobitacora, wikipedia

/