LUNA MENGUANTE: jueves 4

LUNA NUEVA: jueves 11

LUNA CRECIENTE: viernes 19

LUNA LLENA: sábado 27

 

10 TIPS INTERESANTES PARA VER LA LUNA

A continuación, te vamos a recomendar características de la Luna y momentos de la fase lunar que descubren detalles fascinantes que hasta hoy posiblemente hayas pasado por alto y que se pueden observar o fotografiar fácilmente.

Antes que nada, algunos datos: 

– La Luna tiene básicamente forma de pelota. Cuando la estés observando, siempre ten en cuenta esto para saber intuitivamente dónde está en relación al Sol como fuente de luz, ya que eso es lo que genera las distintas fases.

– Debido al acoplamiento de marea, la Luna siempre muestra siempre la misma cara a la Tierra.

– Desde el hemisferio sur de la Tierra, la Luna se ve invertida respecto de cómo se ve desde el hemisferio norte. Vista desde el hemisferio sur, la Luna tiene el polo norte en la parte inferior y el sur en la superior, mientras que vista desde el hemisferio norte, presenta su polo norte en la parte superior y el polo sur en la inferior.

– El terminador es la línea que separa la salida del Sol de la puesta y proyecta cráteres y montañas en alto relieve. El brillo de la Tierra es la porción oscura de la Luna hecha visible por el reflejo de la luz Solar rebotando en la Tierra.

– Como herramientas de utilidad para la observación lunar te recomendamos que instales aplicaciones gratuitas como «Fases de la Luna» para celulares y tablets.

Lleva una manta, instálate en algún lugar con vista panorámica, idealmente en altura, prepara tu telescopio, cámara o smartphone y comencemos!

1. Luna Vieja con Brillo de la Tierra

La Luna justo después de la fase «nueva» es interesante para observadores y fotógrafos buscando separarse del resto. La Luna nueva se ubica justo fuera de la línea directa de visión entre la Tierra y el Sol y es básicamente invisible debido a que su cara alejada está «llena». Los días siguientes a la Luna nueva proveen vistas espectaculares de la Luna creciente apareciendo justo después del amanecer mientras que el cielo todavía arde en naranjas, rosas y amarillos. Puedes fotografiar esta Luna como parte de un paisaje con una cámara, o en detalle a través del telescopio para destacar el terminador y el brillo de la Tierra.

2. Agujas de Reloj en el Cráter Petavius

Cuando la Luna está en su tercer día creciente, una característica maravillosa y muchas veces omitida aparece en las sombras del cráter Petavius, en el cuarto izquierdo superior de la cara iluminada (vista desde el hemisferio sur). Con un diámetro de cerca de 190 km, el cráter presenta un pico central con dos fisuras o ranuras que se extienden hacia afuera asemejando la cara de un reloj.

3. Cráter Platón

El hermoso y notable cráter Platón es un favorito para los observadores lunares debido a su piso uniforme, a las fisuras superficiales, y a su cercanía con la cadena montañosa de los Alpes con su característico valle que lo atraviesa. Observa este cráter cerca del primer cuarto (media Luna) cuando la Luna tiene 7 a 9 días para obtener las mejores sombras contrastantes.

4. Pared Recta Rupes

La Pared Recta Rupes, cerca del cráter Birt, es un objetivo fascinante para observar y fotografiar. Marcadamente visible sólo por una o dos noches, esta esquiva pared se ve como un acantilado recto en alto relieve que tiene 2 a 3 km de ancho y unos 250 metros de alto. Vista cerca del primer cuarto de la fase lunar, la pared puede desprender un resplandor brillante que fascina a los observadores.

5. Ptolemaeus a Arzachel

En el cráter Ptolemaeus se puede observar la curvatura de la superficie lunar. A través de sus 154 km, Ptolemaeus proyecta sombras tipo «diente de sierra» desde las paredes del cráter y hacia su piso protuberante. Justo al sur, los cráteres Alphonsus y Arzachel presentan dinámicos picos centrales que terminan de convertir a este trío en una observación obligada.

6. X Lunar

La llamada X Lunar es una características fascinante y efímera que sólo se muestra durante el primer cuarto de la fase cerca de los cráteres La Caille, Blanchinus y Purbach localizados en el hemisferio sur, a la izquierda del centro. La X apenas dura unas 4 horas, por lo que deberás planear cuidadosamente cuándo observar o fotografiar esta elusiva presa.

7. Cráter Copérnico

El cráter Copérnico es un favorito de astrofotógrafos iniciales debido a que se encuentra en el medio de un extravagante sistema de rayos de cráter. Enormes y nebulosos, los rayos se extienden 800 km sobre el mar y cráteres que lo rodean. Copérnico presenta múltiples picos centrales fácilmente reconocibles con un telescopio modesto. Usa la luz del Sol para destacar las sombras de los picos o las paredes del cráter.

8. Sinus Iridium (Bahía del Arco Iris)

Una característica clásica de la Luna es Sinus Iridium y las montañas adyacentes Jura, que forman una bahía de lava que puede verse incluso a simple vista. Gracias a su enorme tamaño, estructura de gran escala y el alto contraste generado por ángulos empinados de luz Solar, Sinus Iridium es un objetivo perfecto para visitar mes tras mes.

9. Cráter Tycho

El famoso cráter Tycho es unas de las áreas más brillantes de la Luna y se ve fácilmente a simple vista. De todas las características lunares, este cráter con su enorme sistema de rayos parece ser el más representado artísticamente (en películas, comerciales, obras de arte, etc). Los rayos se extienden unos 1500 km e incluso pueden ser vistos y fotografiados apenas iluminados con el brillo de la Tierra justo antes de la Luna nueva.

10. Cráter Arquímedes

Metido en la profundidad del Mare Imbruim (mar de la lluvia) y rodeado por los hermosos y enormes Montes Apeninos, el cráter Arquímedes es increíblemente liso en su centro.  El borde de las paredes es extremadamente brillante y cae en el mar que lo rodea generando una vistas increíbles.

/