1. Tiene un tamaño similar al terrestre y ha sido llamado el «planeta mellizo» de la Tierra, pero estos mellizos no son nada parecidos.

2. Su atmósfera es espesa y tóxica, cargada de dióxido de carbono y perpetuamente cubierta por nubes amarillentas principalmente de ácido sulfúrico que atrapan el calor, intensificando un efecto invernadero.

3. Es el planeta más caliente del sistema solar, aunque Mercurio está más cerca del Sol. Venus se encuentra a 108 millones de km del Sol.

4. La temperatura en su superficie es cercana a 500 grados centígrados, suficiente para derretir el plomo.

5. Su periodo orbital, o sea, su año, es de 225 días en lugar de los 365 de la Tierra. Hasta ahí todo en orden, ya que está más próximo al Sol. El misterio es que mientras un día terrestre tiene 24 horas, el de Venus es de 243 días.

6. El planeta gira en sentido contrario, por lo que en Venus el Sol sale por el oeste y se pone por el este (según nuestro sistema de puntos cardinales).

7. No tiene lunas ni anillos.

8. La presión es 90 veces la que se siente en la superficie de la Tierra, y es similar a la que experimentarías a una profundidad de 1,5 km en un océano terrestre.

9. Fue el primer planeta en ser explorado por una sonda, Mariner 2 de la NASA, en 1962.

10. La antigua Unión Soviética fue el único país que hizo aterrizar exitosamente una sonda en la superficie de Venus (Venera 7, en 1970). La sonda sobrevivió muy poco tiempo debido a las condiciones hostiles.

Fuente: NASA

/